Conducir en la nieve o con hielo es muy peligroso, por lo tanto, debes tomar las precauciones necesarias para evitar cualquier tipo de accidente que pudiera resultar irremediable. Por ello, te dejamos algunos consejos para que tu experiencia de conducir en la nieve sea lo más segura posible y cada otoño e invierno estés preparado.

Consejos para conducir en la nieve

Debes utilizar los neumáticos adecuados para la nieve, pues los convencionales no funcionan bien a temperaturas bajas. En este sentido, utilizar cadenas y neumáticos de invierno es el mejor consejo para la estación, ya que así mejoras la capacidad de agarre de tu automóvil y los frenos funcionan mejor, lo que genera una mayor estabilidad. Deben estar en buenas condiciones y libres de desgastes irregulares. Por otra parte, es recomendable que la huella del neumático tenga al menos 2 mm de profundidad, esto te ayuda a evitar deslizamientos. Las cadenas no deben faltar en la maleta y, además, debes aprender a instalarlas adecuadamente, por si se presenta una emergencia.

En general el mantenimiento de todos los componentes del vehículo es de gran importancia, debes controlar los líquidos y llevar siempre lleno el tanque de combustible. Pero sin duda, el aspecto más importante es el correcto funcionamiento del sistema de frenos. Los frenos convencionales deben utilizarse con mucho cuidado, de ser posible usa el freno del motor.

Otra recomendación es la de utilizar marchas largas, de este modo los neumáticos harán menos fuerza y por ende la adherencia será mejor.

Al conducir en vías con nieve debes mantener distancias más extensas respecto a otros autos, pues al momento de perder agarre y precisión debes tener suficiente espacio para controlar la situación.

Y por supuesto, el uso del volante requiere de mucha prudencia, realiza movimientos suaves.

Otros datos importantes

Probablemente no sabías que la batería se descarga con el frío. Por ello es importante estar atentos al estado de carga de la batería, así como resguardar del frío el compartimiento donde se ubica. Además, es esencial tener un cargador disponible para estar prevenido.

Instalar unos faros antiniebla es una buena precaución en caso de una nevada. Es muy importante que los demás conductores te vean y que tú tengas una buena visión de la vía.

Si tienes que estacionar el auto a la intemperie, deja los limpiaparabrisas separados del parabrisas para evitar que se congelen. También debes controlar el líquido del depósito para limpiar el parabrisas, asegúrate de colocar anticongelante.

En cualquier caso, debes mantenerte informado de los estados de la vía y, si no es extremadamente necesario salir de casa, en los días más fríos evita utilizar el automóvil.

No todos los consejos se refieren al vehículo, debes tomar previsiones en cuanto a comida, abrigos y agua, por si se da el caso de que la nevada sea tan fuerte que debas detenerte a esperar que la vía sea transitable.

Si te encuentras en la vía con máquinas para quitar la nieve o para verter sal, lo mejor es dejarlas pasar primero para que mejoren las condiciones de la vía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.