El aceite de coco se ha convertido en uno de los ingredientes principales de los amantes de la vida saludable. Desde un punto de vista nutricional, sus beneficios se basan en su alto contenido de triglicéridos de cadena media que reducen el colesterol y promueven la quema de grasa. Sin embargo, las bondades de este tipo de aceite no se limitan al sector alimentario.

Lo cierto es que el aceite de coco es un excelente cosmético natural que ha ganado mucha popularidad en el tratamiento del cabello y de la piel. Y como antes habíamos hablado de los maravillosos efectos del ácido hialurónico para el cuidado de la piel, ¡ahora es el turno del cabello!

Gracias a sus propiedades antibacterianas y antifúngicas y su alto contenido de vitaminas y minerales, el aceite de coco representa un complemento perfecto para la salud capilar. A continuación te presentamos algunos de los beneficios que este aceite mágico puede regalarle a tu hermosa cabellera:

Reparador de daños

El aceite de coco posee propiedades que detienen y evitan la pérdida de las proteínas del cabello. Sin importar el nivel de daño, el contenido de ácido láurico de este tipo de aceite es capaz de penetrar en el tejido del cabello y causar un efecto restaurador.

Protección contra los piojos

A menudo muchas personas se encuentran en la vergonzosa situación de combatir esta plaga. Y aunque existe una infinidad de productos químicos muy efectivos para eliminar los piojos, la verdad es que muchas veces resultan igual de nocivos para nuestro cuero cabelludo. El aceite de coco es un excelente remedio natural para combatir este tipo de problemas, ya que su textura dificulta la estadía de los piojos en el cabello. Además facilita el paso del peine que se encarga de alejar a esos molestos visitantes.

Acondicionador natural

El aceite de coco no solo posee un aroma y una textura espectaculares, sino que sus propiedades naturales desplazan completamente a cualquier acondicionar comercial. Gracias a sus vitaminas, minerales y proteínas, es un potente restaurador de las raíces del cabello.

Tratamiento anticaspa

Este maravilloso aceite también actúa como un excelente hidratante para el cuero cabelludo. Al evitar que la piel se reseque, se evitan también las irritaciones y la picazón.

Protección para la caída del cabello

Su contenido de ácidos grasos y antioxidantes evitan la caída del cabello y reparan las fibras dañadas desde la raíz. Por otra parte, el ácido láurico penetra en las raíces y promueve el crecimiento de cabello nuevo, que será mucho más fuerte y sano. Lo más recomendable a la hora de utilizar el aceite de coco con esta finalidad es aplicarlo caliente.

Cómo incluirlo en tu rutina de cuidado para el cabello

El aceite de coco es un cosmético que puedes incluir en tu rutina incluso si no tienes grandes problemas para controlar tu cabello.

Para hacerlo, basta que mezcles el aceite con algunas gotas de vitamina E. Al momento de aplicarlo, es recomendable calentarlo un poco y masajearlo con los dedos directamente en el cuero cabelludo durante al menos cinco minutos. Luego, puedes aplicar el aceite en la caída del cabello y especialmente en las puntas. Por último, coloca una toalla y deja reposar el tratamiento durante al menos 2 horas. Finalmente, puedes enjuagar el aceite utilizando un champú neutro y lo más natural posible.

¡Y voila! ¡No creerás lo hermoso que lucirá tu cabello después de conocer el aceite de coco!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.