Pensar en organizar un viaje de última hora puede parecer estresante. Sin embargo, no tiene por qué ser así. No merece la pena estropear la ocasión si te ha surgido la oportunidad de tener unos días para viajar.  Además, tampoco tienes que agobiarte con el precio, puesto que es posible encontrar ofertas de hoteles de última hora que, además de ser muy interesantes, te ayudarán a solucionar parte del problema: a dónde ir.

Organizar un viaje con poca antelación no tiene por qué costar mucho dinero y convertirse en un pequeño infierno.

Reservar vacaciones en el último minuto: consejos prácticos

Si no tienes mucho tiempo para elegir destino, una buena opción es buscar gangas de última hora, por ejemplo, en páginas como Buscounchollo, donde podrás encontrar ofertas de última hora muy interesantes. Si te cuadra la fecha y te cuadra el precio solo te falta buscar el transporte.

Si no te quieres complicar mucho, una buena manera de aprovechar la oferta y salir de tu rutina es viajar a un destino al que puedas llegar en coche. Ahora bien, si no quieres conducir, es importante que compruebes previamente si puedes llegar al destino en la fecha en la que reservas. De hecho, es importante que no hagas la compra hasta comprobar tres cosas. La primera, que hay un medio de transporte que te puede llevar al destino. La segunda consiste en comprobar que hay plazas libres en el horario u horarios que te interesa, tanto de ida como de vuelta. Y la tercera, pero no por ello menos importante, que el precio de transporte entra dentro de tu presupuesto.

Si realizar esta comprobación te resulta demasiado pesado, también puedes optar por buscar chollos de última hora para viajar que incluyan también el transporte. En estos casos, tienes que tener en cuenta que las salidas serán desde capitales importantes, por lo que es muy probable que, de todas formas, tengas que buscar la manera de llegar hasta allí. No obstante, esto seguro que es mucho más sencillo y no excesivamente caro.

Para organizar un viaje de última hora, abre tu mente

Y que no tienes mucho tiempo para organizar el viaje, puedes aprovechar la oportunidad para dejarte sorprender. Simplemente elige un destino que te cuadre por precio y horario y abre tu mente. Si nunca pensaste en ese lugar como un posible destino y este se ha abierto paso en tu camino, dale una oportunidad.

Además, es importante no tener expectativas demasiado rígidas al reservar un viaje de última hora. Tener un plan detallado de lo que quiere hacer nublará las posibilidades que pueden surgir de los viajes espontáneos. A veces son las aventuras de último minuto en las que tienes un pequeño plan que terminan siendo las mejores, así que no te desvíes demasiado si los planes cambian.  Abre tu mente a las diferentes oportunidades que puedan surgir antes y durante el viaje.

No es necesario irse muy lejos

Es habitual pensar que cuanto más lejos viajemos más atrás dejaremos la rutina. Sin embargo, es posible que cerca haya destinos interesantes que merezca la pena descubrir. Si encuentras un chollo cerca de casa no lo desestimes por la distancia. Al fin y al cabo, cuanto más cerca más barato será el desplazamiento y más fácil será encontrar el modo de llegar a él.

Sé flexible

Lo más importante que debes recordar cuando está planificando unas vacaciones de última hora es tener en cuenta la flexibilidad no solo en el proceso de planificación, sino también durante el viaje. Una vez que llegues a tu destino, sé flexible y mantén la mete abierta a las diferentes posibilidades que puedan surgir y no esperes que todo lo que hayas improvisado en tu mente a modo de plan en las últimas horas salga bien.

No te estreses y disfruta de tus vacaciones. Las cosas que no esperabas que sucedieran probablemente se convertirán en las mejores experiencias. Así podrás apreciar todos los sucesos sorprendentes e inesperados que surgen de los viajes de última hora.

No olvides planificar el regreso

Si tienes que comprar billetes de autobús, tren o avión, es muy importante que revises también la oferta para volver y que compres los billetes de vuelta. No hacerlo puede suponer que te lleves un buen susto, bien porque no haya plazas disponibles, bien porque el precio se dispare.

Antes de contratar, haz una investigación rápida

Hacer una investigación rápida sobre la oferta de última hora que has encontrado no te llevará más que unos minutos. Consulta los comentarios y valoraciones de los usuarios. Tampoco olvides revisar la previsión meteorológica, no solo para ser prevenido a la hora de hacer la maleta, sino también para valorar tus opciones. Si vas a un lugar con playa y está lloviendo todo el fin de semana tal vez prefieras elegir un destino con un tiempo más amable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.