Bilbao es una ciudad cosmopolita, referencia en el turismo vasco. Hay muchas razones por las cuales merece ser visitada, entre ellas tenemos su magnífica gastronomía, una infraestructura vanguardista y su importancia como centro cultural. Se trata de una ciudad que merece un buen tiempo para conocerla en profundidad, pero una escapada de tres días puede ser suficiente.

Lo primero a considerar en la lista de planificación es la elección del alojamiento. Es necesario reservar un sitio que garantice confort, instalaciones modernas y cercanas a todos los sitios de interés turístico ofrecidos en la ciudad, por lo que los apartahoteles y hoteles Líbere se convierten en la mejor alternativa. En su página web puedes consultar todos los servicios que ofrecen.

Una vez tengas claro dónde alojarte, puedes planificar la ruta para conocer la ciudad. Recuerda que tienes solo tres días, por lo que debes sacar el máximo provecho a cada minuto. A continuación, te dejamos nuestras recomendaciones de qué ver y hacer en Bilbao durante una visita de tres días.

Casco viejo

También se le conoce como 7 calles y es una de las zonas de mayor importancia turística en Bilbao. Se caracteriza por sus calles peatonales llenas de locales comerciales, bares y restaurantes donde puedes caminar sin un rumbo fijo, admirando la belleza del centro urbano mientras haces algunas paradas eventuales para disfrutar de unos pintxos, ritual típico del País Vasco.

Basílica de Begoña

El templo fue edificado en honor a Nuestra Señora de Begoña, patrona de Bizkaia y es un lugar donde se producen eventos religiosos multitudinarios donde los vizcaínos peregrinan hasta la basílica.

Museo de Guggenheim

Se trata de uno de los museos de arte contemporáneo más importantes de España, el cual fue inaugurado en el año 1977. El edificio en sí mismo es una obra de arte, siendo una parada obligatoria para todo el que visita Bilbao. En el interior del museo Guggenheim encontraremos algunas de las colecciones más importantes de arte contemporáneo.

Teatro Arriaga

Este edificio fue construido a finales del siglo XIX bajo un estilo neobarroco y fue dedicado a la memoria del “Mozart Español”, Juan Crisóstomo de Arriaga, quien fue un prolífico compositor español de música clásica que murió de forma prematura a la corta edad de 19 años. Se inspira en el edificio del Teatro de la Ópera de París, con una imponente fachada a orillas del río.

Estadio del Athletic de Bilbao

Incluso si no eres amante del fútbol, el Estadio del Athletic de Bilbao es una obra arquitectónica importante que merece una visita si te encuentras de paso por la ciudad. Puedes realizar un tour guiado al interior del estadio San Mamés, aunque sencillamente dar un paseo por sus alrededores ya es una experiencia interesante.

Torre Iberdrola

Si deseas admirar de cerca el avance y la modernidad de la ciudad, puedes caminar por los alrededores de la Torre Iberdrola, la estructura más alta existente en toda la comunidad autónoma del País Vasco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.