Mucha gente se pregunta qué método utiliza su vehículo y cómo conseguir un buen mantenimiento de uno de los sistemas más importantes de los automóviles.

Una de las claves para tener un buen mantenimiento en tu coche es conocer a fondo cómo funcionan sus sistemas principales y así adelantarte a posibles averías que puedan surgir antes de que pasen. Por ello, es trascendental que la gente conozca qué tipos de frenos hay hoy en día en los coches y cómo funcionan.

El menos utilizado, ya que se encuentra en decadencia, es el freno de tambor. En este, una vez se ha activado pisando el pedal, las zapatas empujan al tambor asociado a cada neumático con el fin de que este reduzca la velocidad de la rueda gracias a su fricción. El calor que desprende y la poca seguridad ante condiciones climatológicas adversas de lluvia o nieve, en las que siempre hay que tener más cuidado, hace que no sean del todo fiables y ahora mismo su uso quede exclusivamente para algunos modelos de coches en sus ruedas posteriores.

Freno de discos y mantenimiento

Freno de discos y mantenimiento

El más utilizado ahora mismo es el freno de disco, que funciona gracias a unas pastillas que frenan la rueda gracias al rozamiento que ejercen sobre esta. Aunque la historia de cómo se crearon las pastillas de freno es bastante curiosa y reciente, en la actualidad es el rey de los automóviles.

Un punto a su favor es el hecho de poder saber más o menos de manera sencilla el desgaste que pueden tener las pastillas, así nos lo explican en La Vanguardia, en un artículo en el que expone todos los casos en el que hay que cambiarlas utilizando piezas que se pueden encontrar cómodamente en tiendas online como Daparto.

Este sitio web ejerce de buscador para todo tipo de recambios que se requieran en temas mecánicos. Con diferentes marcas, se puede comprar piezas de coches de todo tipo de modelos a través de su página web, con la confianza que Daparto siempre ofrece a sus clientes y un ahorro que puede significar hasta un 80 % con respecto a comprar en otros lugares.

El ABS es esencial

A pesar de que estos dos sean ahora mismo los principales sistemas de frenado que se utilizan, hay otros dos que cabe destacar, ya que forman parte de la mayoría de unidades en la actualidad.

El ABS es un método de seguridad para evitar el bloqueo de las ruedas y así el derrapaje de un automóvil cuando se frena bruscamente. El freno de mano normalmente se utiliza para aparcar pero en caso de necesidad, por emergencia o por utilizarlo para ello, se puede usar, consiguiendo de esta manera un tipo de frenada precisamente con bloqueo de ruedas con el que derrapar.

Estos son los sistemas de frenos que encontramos hoy en día en los coches. Ya dependerá del modelo que se posea si nuestro auto tiene uno u otro, aunque lo normal es que sea el freno de disco el que utilice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.