Se trata de una oposición cada vez más demandada, teniendo en cuenta que permite contar con una gran estabilidad económica y laboral, a la par que los usuarios tienen la oportunidad de trabajar en lo que les gusta, con posibilidades de crecer en este sector.

En los últimos años, en España se han ido sucediendo diferentes crisis económicas que han hecho bastante mella en el terreno laboral. En este sentido, todo se ha agravado con la pandemia, donde muchos puestos de trabajo se han perdido, o bien, se han modificado las condiciones.

Es precisamente en este contexto, donde el hecho de contar con una estabilidad económica y laboral cobra mayor protagonismo, y es aquí, donde entran en juego las tradicionales oposiciones.

Aunque en España, a lo largo del año se publican diferentes oposiciones, sin duda alguna, las más demandadas del momento son las relacionadas con el sector sanitario, ya que se requiere un mayor número de profesionales a raíz de las consecuencias que ha dejado la Covid-19.

En este sentido, cada comunidad autónoma establece su propia normativa, no obstante, en el caso de querer presentarse a la OPE Enfermeria Navarra, a continuación se explican todos los detalles que hay que saber.

Datos generales sobre estas oposiciones

Para conocer más en profundidad todos los detalles de las oposiciones de enfermería en esta comunidad autónoma, hay que saber que la convocatoria se publica en el Boletín Oficial de Navarra (BON). En esta ocasión, se aprobaron un total de 424 plazas de enfermero/a, para poder trabajar en los organismos oficiales y autónomos del sistema de salud navarro.

Estas plazas se reparten en un total de 192 para turno libre, 191 de promoción interna, 33 destinadas a personas con discapacidad y 8 si se trata de mujeres víctimas de violencia de género.

¿Cómo es el concurso-oposición?

Como ocurre en la mayoría de oposiciones para el sistema sanitario, aquellos que estén interesados en presentarse, deben saber que hay que pasar por dos fases, la de oposición, propiamente dicha, y la de concurso. Pero vamos a conocer en qué consiste cada una de ellas.

Fase de oposición

Es la fase en la que los opositores deben presentarse a un examen. Se trata de una prueba tipo test que consta de 100 preguntas, a las que se añaden 10 más de reserva. Cada una de estas preguntas cuenta con 4 respuestas, siendo únicamente una la correcta.

El examen está basado en el temario oficial para estas oposiciones, tiene carácter eliminatorio y una duración de dos horas.

En cuanto a la puntuación máxima que se puede obtener, será de 60 puntos, siendo obligatorio alcanzar 30 como mínimo para poder aprobar. Hay que añadir que las preguntas que se dejan en blanco no restan; no así las incorrectas, que restarán un tercio del valor de una pregunta acertada.

Fase de concurso

Si se supera la prueba anterior, se pasa a la fase de concurso, donde el usuario tendrá que presentar todos los documentos que acrediten sus méritos, con el fin de ser valorados y sumar estos puntos a la puntuación final.

Los méritos que se suelen evaluar en este tipo de oposiciones son los servicios prestados al sistema público o privado, la formación, los idiomas, si ha hecho labores de docente o si ha realizado tareas de investigación. También se valora si se conoce el euskera.

En cualquier caso, la puntuación máxima que se puede conseguir por los méritos es de 40 puntos, sabiendo que todos estos documentos hay que presentarlos en 10 días hábiles desde que se hayan publicado los resultados de la anterior fase. Además, los documentos deben presentarse en la web de empleo del Servicio de Salud de Navarra y los méritos se contarán siempre que se hayan obtenido antes de que se haya publicado la convocatoria de las oposiciones.

Como excepción, aquellos opositores que hayan prestado sus servicios con anterioridad en alguna función del gobierno navarro, o cuyos méritos ya estén registrados en la web, no están obligados a presentar la documentación requerida en esta fase.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.