Sin lugar a dudas, las piernas son una de las zonas más delicadas del cuerpo. Esto se debe a que desde la cadera hacia abajo, la cantidad de células de grasa aumenta. Por lo tanto, muchas veces se convierten en un motivo de lucha para los que se preocupan por su apariencia.

¡La buena noticia es que este problema tiene solución! Por supuesto, tendrás que hacer algunos ejercicios, pero una vez que te acostumbres todo será más llevadero. Además, recuerda que la actividad física es necesaria para tener una vida equilibrada y que todo contribuye con tu salud.

Así que si necesitas ayuda para tonificar tus piernas, ¡sigue leyendo y entérate de cuáles son los mejores ejercicios para lograrlo!

Saltar Cuerda

Saltar la cuerda es un potente ejercicio cardiovascular que además de ayudarte a perder peso, tonifica tus glúteos y piernas. Además, es beneficioso para el corazón pues reduce la presión sanguínea.

Para incluirlo en tu rutina diaria de ejercicios, solo debes repetir el ejercicio durante 10 minutos cada día.

Sentadillas

¡Las sentadillas son las mejores aliadas de nuestras piernas! Existe una gran cantidad de variaciones del ejercicio, pero lo importante es que lo hagas correctamente. Asegúrate de colocar los pies separados a la altura de los hombros  y de bajar el cuerpo lentamente. Además, debes intentar mantener un ángulo de 90 grados entre tus caderas y tus piernas.

Por lo general, se recomienda hacer 3 o 4 series de 15 repeticiones al día.

Zancadas

Este ejercicio es excelente para complementar las sentadillas. Te ayuda a ejercitar los glúteos, los muslos y los cuádriceps.

En el caso de las zancadas laterales, se trata de hacer un desplazamiento de las piernas hacia los lados y de forma alternada. Recuerda mantenerte derecho y hacer presión en el abdomen. Además, recuerda respirar moderadamente mientras realizas el ejercicio.

Cuando se trata de las zancadas frontales, debes repetir el mismo movimiento, pero desplazando las piernas hacia adelante.

Puente

El puente es el ejercicio ideal para combatir la celulitis y fortalecer los glúteos. Para empezar, acuéstate en una colchoneta boca arriba y extiende los brazos. Luego, levanta la pelvis y resiste en esa posición el mayor tiempo posible.

Peso muerto en una pierna

Con este ejercicio puedes a prueba la resistencia de todo tu tren inferior. En particular, fortalece y tonifica la parte posterior de la pierna.

Inicia de pie y apóyate sobre una sola pierna, mientras mantienes la otra en el aire. Luego, flexiona un poco la pierna y levántala dejando caer tu peso sobre tus caderas. Baja lentamente tu torso hacia adelante, hasta alinearlo con la altura de tu pierna. Permanece en esa posición durante 10 segundos y pasa a la otra pierna.

Para complementar el ejercicio, puedes cargar unas pequeñas mancuernas.

Subir y bajar escaleras

Lo mejor de este ejercicio es que puedes hacerlo en cualquier parte. Incluso al llegar a casa o a la oficina, puedes optar por subir las escaleras en lugar de usar el ascensor. Esto te ayudará a mejorar tu coordinación y fortalecerá la parte inferior de tu cuerpo

¡Y eso es todo! Con estos ejercicios sencillos y fáciles de incluir en tu rutina, lucirás unas piernas perfectas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.