Mudarse implica un gran cambio, y los cambios por lo general producen ansiedad y estrés. Este proceso debe hacerse con tranquilidad para mantener la calma durante el traspaso de una casa a otra. Si quieres evitar perder la cabeza, las empresas de mudanzas están hechas para ti.

Aquí te damos algunos consejos para no estresarte durante la mudanza:

Comienza por el checklist

Para que todo vaya bien, sin atropellos ni olvidos, haz una lista con una programación bien detallada con las fechas para realizar cada tarea. Ten esa relación siempre en las manos y ve marcando los puntos ya ejecutados.

Analiza las opciones de transporte

Pide presupuestos a diferentes compañías especializadas según lo que prevés para la mudanza. Aquí puedes ver un ejemplo: mudanzas baratas Valencia.

Mantener la calma durante la mudanza

Hay desde empresas que ofrecen un camión pequeño para llevar los muebles y las cajas tú mismo. Generalmente, una empresa profesional se suele encargar de todo el proceso y ofrecen servicios completos de mudanzas y guardamuebles.

Comprueba las reglas de la comunidad

Es imprescindible saber cuáles son los días y horarios permitidos para mudanzas, tanto en el origen como en la nueva dirección. Habla con los responsables y haz los acuerdos necesarios.

Practica el desapego

Aprovecha el momento para mantener solo lo que vas a usar, de ropa a utensilios de cocina. La idea es hacerlo antes para no tener que cargar el peso de cosas que no necesitarás más.

Poco a poco y con criterio

Comienza con calma. Lo ideal es empezar por los elementos que menos usas y, día a día, ir embalando. Utiliza etiquetas o rotuladores para identificar las cajas y moverlas correctamente.

Actualiza la dirección y los servicios

Aproximadamente diez días antes de mudarte, cambia el registro en las compañías de agua, luz y gas, programando la instalación de estos servicios en el nuevo hogar. Recuerda incluir los servicios de TV, Internet y teléfono, así como modificar tu dirección.

Prepara la casa nueva

Realiza una inspección en el nuevo hogar para que cuando llegue el camión de la mudanza no haya problemas. Aprovecha para hacer una limpieza a fondo y verificar que los servicios funcionen.

Suspende la compra de alimentos

Presta atención a la despensa y organízate en consecuencia para consumir todo lo que hay en ella. Evite hacer grandes compras, principalmente de artículos perecederos, y piensa en el menú de acuerdo con los recursos que aún tendrás. Prevé además algunos bocadillos para cuando llegues a la casa nueva.

Apaga todo

Refrigerador y congelador deben desconectarse al menos dos días antes para el deshielo y evitar fugas de agua el día del transporte. Y, al menos un día antes, desconecta los demás electrodomésticos.

Haz una buena maleta

Imagínate llegar a la casa nueva y, en medio del caos, tener que buscar una prenda, un rollo de papel higiénico o una toalla de baño. Para evitar esto, prepara un kit de supervivencia con dos cambios de ropa, un juego de cama y uno de baño para cada persona y artículos de higiene personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.