Además de los problemas de salud que acarrean, especialmente los de origen respiratorio, las casas con humedad empiezan a evidenciar daños estéticos y en sus revestimientos, que más tarde se transforman en daños estructurales importantes.

Puertas hinchadas, manchas en paredes, desconchones de pintura y hasta malos olores, hacen parte de los indicadores que revelan la presencia de humedad en una casa, de ahí, la exigencia de tomar prontamente cartas en el asunto y encontrar una solución radical para intervenir y darle solución a estas manifestaciones.

¿Cómo evitar humedades en el hogar?

Considerando que las paredes y muros de las viviendas, a veces pierden su capacidad de absorción y es entonces cuando los materiales empiezan a filtrarse, la humedad por capilaridad identificada por la aparición de manchas negras, es tan solo una de las muchas dificultades que se pueden prevenir a partir de las siguientes sugerencias:

  1. Seleccionar bien la pintura: en el mercado, es posible encontrar pinturas al vapor con efecto retardante, las cuales cuentan con la virtud de proteger la superficie e impedir la formación de humedad.
  2. Limpieza periódica: estar al pendiente de los muros y paredes, implica actividades de higiene que permitirán identificar prontamente alguna señal de humedad, asimismo, mantener a raya la formación de moho.
  3. Presencia de fisuras: si tanto en la fachada como en cualquiera otra pared, se observan fisuras, es esencial, buscar prontamente la manera de repararlas pues constituyen el ambiente ideal para la formación de humedades.
  4. Atención con los suelos de madera: la belleza natural de estos pavimentos, muchas veces puede verse opacada por una humedad, de manera que entre menos se moje a la hora de la higiene, mejor.
  5. No te olvides de los techos: cada cierto tiempo, revisa que las tejas se encuentren bien dispuestas, busca grietas y todo aquello que pueda llegar a facilitar que el agua se filtre.

¿Por qué es fundamental eliminar humedades en la vivienda?

Básicamente, porque con ella, llegan también los ácaros y bacterias que representan consecuencias negativas para la salud de quienes habitan la casa. Por otro lado, se encuentra la estética de la edificación, la cual se ve bastante afectada por la concentración de agua en ciertos puntos.

Humedad por capilaridad

Otro punto a tener en cuenta, es que los cimientos pueden llegar a verse seriamente afectados y por supuesto, no podríamos olvidarnos del incremento en el pago del consumo energético, ya que se dispara bastante.

Si deseas encontrar la manera de habitar en una vivienda saludable, es requisito que pongas en práctica las sugerencias reveladas en el apartado anterior y que, asimismo, consideres alternativas tales como los deshumidificadores y los impermeabilizantes

Si bien en muchas ocasiones las personas pueden acudir a métodos caseros para recuperar el control, a veces se hace pertinente buscar la asesoría de profesionales, quienes muchas veces sin requerir de obras, logran dejar todo a punto para que las familias o individuos, puedan volver a llevar una vida cotidiana tranquila y segura, dejando en el olvido manchas, olores y demás manifestaciones indeseadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.