Los frutos secos están entre los alimentos preferidos por quienes se ocupan activamente de su salud. Almendras, pistachos, cacahuetes, avellanas y diferentes tipos de nueces ofrecen una amplia gama para satisfacer gustos diferentes. Por este motivo, quienes buscan alternativas para “picar” de forma saludable, los encuentran perfectos. Sin embargo, la variedad no es la única ventaja de los frutos secos respecto a otros alimentos. Veamos juntos cuáles son los beneficios de los frutos secos y sus propiedades para la salud.

En líneas generales, los frutos secos son excepcionales como fuente de energía saludable. Esto no sorprende si se tiene en cuenta que tienen todo lo necesario para hacer crecer una nueva planta. Vitaminas, minerales, proteínas, fibras y ácidos grasos como el Omega 3, se concentran en estos pequeños frutos. Es como tomar una píldora súper concentrada para el bienestar, pero es justamente este el motivo para consumirlos con moderación. Excederse nunca está bien.

Propiedades de los frutos secos

Como hemos mencionado antes, los frutos secos concentran una gran cantidad de sustancias beneficiosas para la salud. Aportan minerales como el magnesio, el fósforo, el calcio y el hierro. Por si fuese poco, también aportan oligoelementos con propiedades antioxidantes. Esto va de la mano con su aporte vitamínico, pues aportan vitaminas del complejo B y E, fundamentales para el organismo. Por otro lado, su aporte en grasas es saludable pues aporta omega 3 y 6, así como ácido oleico.

Su contenido en proteínas vegetales hace que sean ideales para su consumo tras una intensa actividad física. Mientras que su contenido de fibras hace que mejore el tránsito intestinal, se reduzca el apetito y los niveles de colesterol.

Beneficios de los frutos secos para la salud

Los beneficios de los frutos secos son conocidos para los nutricionistas y para quienes están intentando perder peso. Es curioso, porque su alto contenido calórico podría llevar a pensar en un efecto adverso a la pérdida de peso. Sin embargo, estudios han demostrado que su ingesta moderada puede estimular la formación de enzimas saciantes y controlar así el apetito. Mejoran la velocidad de absorción de los carbohidratos, de descomposición del azúcar y de la digestión en general.

Por otro lado, también se ha demostrado que pueden tener un efecto positivo en la prevención de la diabetes. Gracias a su contenido de ácidos grasos saludables, la sensibilidad a la insulina puede verse mejorada. Los frutos secos contienen un alto contenido de fibras que disminuye la absorción de otros carbohidratos en la dieta y hace que los niveles de glucosa en la sangre se reduzcan.

Y, por si fuese poco, son beneficiosos para las arritmias cardíacas, para reducir la inflamación de las arterias, regular el colesterol en la sangre y mejorar la presión sanguínea. Su contenido de folatos y minerales es beneficioso para el cerebro, y también existen beneficios específicos para diferentes grupos. Las mujeres embarazadas, por ejemplo, pueden beneficiarse del ácido fólico contenido en los pistachos, mientras que los hombres pueden correr menos riesgos de cáncer de próstata si ingieren nueces de Brasil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.