Ejemplos muy recientes como los de Canales o Dembélé demuestran que unos buenos hábitos de alimentación les han ayudado a no sufrir tantas lesiones como antaño y a mejorar su rendimiento sobre el césped.

Como ocurre en cualquier ámbito social, la nutrición tiene un apartado fundamental en el deporte de élite, siendo el fútbol y sus jugadores profesionales un claro reflejo de esa importancia de cuidar la alimentación.

Seguramente el hombre que fusionó ambos mundos fue el francés Arsene Wenger en el Arsenal, a principios del siglo XXI. Y gracias a sus grandes éxitos conseguidos en Londres con los gunners en sus inicios, el resto de los clubs empezaron a imitarle para sacar un mejor rendimiento a sus futbolistas.

Hoy en día, todo esto ha evolucionado y más allá del cuidado nutricional de un club sobre todos sus jugadores, se ha pasado al nivel individual, y son muchos los que cuentan con su propio equipo de trabajo con el que mantienen su dieta en casa.

Dos de los ejemplos que más nos pueden servir para ver su influencia son los de Sergio Canales y Ousmane Dembélé, que gracias al cambio de sus malos hábitos alimentarios, han conseguido reducir mucho el número de lesiones y de esa manera, poder centrarse mejor en los entrenamientos y partidos.

Canales cuenta con un equipo muy conocido de especialistas, encabezado por la nutricionista Itziar González de Arriba. El cántabro tomó la decisión de contar con esta especialista más o menos cuando cambió la Real Sociedad por el Real Betis Balompié en el 2018 y desde entonces su rendimiento no ha hecho más que mejorar, como comentaba recientemente en https://www.estadiodeportivo.com/betis/. En este camino, convirtiéndose en uno de los mediapuntas más considerados de LaLiga Santander, ha conseguido, por ejemplo, también ir convocado con la selección española en diversas ocasiones. 

Muchas menos lesiones

Hasta ese momento del cambio de pensamiento, Sergio llevaba desde el 2010-2018 11 lesiones, tres de ellas muy importantes con más de 700 días en el dique seco, lo que supone casi 100 por año. Desde su cambio nutricional, apenas ha tenido dos esguinces de tobillo, un traumatismo y una lesión muscular que le han supuesto unos 80 días fuera, en los dos años y medio que lleva en el club verdiblanco, en una progresión de esa lista que se puede consultar en https://www.transfermarkt.es/sergio-canales/.

Algo similar le ha ocurrido al joven Dembélé, uno de los jugadores llamados a destacar en las apuestas de fútbol de https://extra.bet365.es/news/es/ desde hace tiempo, pero que no terminaba de dar el paso definitivo desde su aterrizaje en el FC Barcelona. Nueve lesiones se le contaban en las tres anteriores temporadas en el club culé, una racha que ha frenado gracias a ese trabajo realizado fuera, en su casa, con un equipo de nutricionistas que le han hecho coger unos hábitos de vida más saludables y específicos de un jugador de élite como lo es él.

Estos y otros tantos ejemplos demuestran que cada día es más importante la nutrición, sobre todo en los deportistas de élite, donde la profesionalización ha crecido tanto en los últimos años y cada mínimo detalle de más puede marcar las diferencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.