Alimentos Frescos y Naturales

La dieta mediterránea es considerada una de las más saludables a nivel mundial. Se basa en el consumo de productos naturales, como las verduras, las legumbres y las frutas, y una ingesta moderada de carnes y carbohidratos. Sin embargo, esto no quiere decir que este tipo de alimentos no se incluyan en el patrón alimenticio. ¡Todo lo contrario! Representan una parte importante de la dieta, pero su preparación y las porciones son bastante equilibradas. Además, uno de los factores más beneficios de la comida mediterránea es que se utiliza el aceite de oliva casi exclusivamente. De esta manera, se aumenta el aporte de vitamina E y carotenos y se disminuye la posibilidad de obstrucción de las arterias.  

Los principales países que disfrutan de este tipo de alimentación son España e Italia. En estos lugares se aprovecha al máximo el clima mediterráneo y se consumen alimentos de acuerdo a cada temporada. Como resultado, los productos son mucho más frescos, naturales y beneficiosos para la salud.

De hecho, se ha comprobado científicamente que la dieta mediterránea tiene un efecto positivo en la salud en general. Esto se debe a su bajo aporte de grasas saturadas y a su alto contenido de fibras y antioxidantes. Pero si quieres saber exactamente cuáles son los beneficios que estos alimentos tienen en tu cuerpo, ¡entonces sigue leyendo!

5 Beneficios de la Dieta Mediterránea

1. Evita la obesidad y reduce los problemas cardiovasculares

La dieta mediterránea disminuye los niveles de colesterol  de baja intensidad y los triglicéridos en la sangre. Además, gracias a su variedad de productos naturales, reduce la posibilidad de sufrir de obesidad. De esta manera, incrementa la sensación de bienestar físico y aumenta la energía.

Por otra parte, reduce los niveles de presión arterial porque contiene poco sodio y es rica en fibra y potasio. Incluso el consumo de vino diario es beneficioso para la salud del corazón.

2.      Reduce el riesgo de sufrir fracturas

¡Así es! Este tipo de alimentación también tiene un efecto positivo sobre nuestros huesos gracias a su elevado contenido de calcio.

3.      Combate la diabetes

También regula los niveles de glucosa en nuestro organismo ya que es rica en hidratos de carbono complejos. Además, promueve la desintoxicación de las sustancias en el hígado.

4.      Combate el envejecimiento

Al ser rica en antioxidantes, vitaminas y grasas saludables, la dieta mediterránea hace que el envejecimiento y la degradación de las células sean más lentos.

Si no conoces todos los beneficios que pueden brindarte los antioxidantes, te recomendamos leer nuestro artículo anterior para que los descubras.

5.      Mejora la memoria

Los alimentos incluidos en la dieta mediterránea no solo te benefician físicamente, sino que también mejoran la condición mental. Esto se debe a la acción de los frutos secos, los ácidos grasos poliinsaturados omega 3, los antioxidantes y las vitaminas.

¡Y estos son solo algunos de sus beneficios! Si logras combinar una alimentación sana con una buena rutina de ejercicios, los cambios que notarás serán aún mejores. La mejor parte de todo esto, es que existe una infinidad de recetas deliciosas que combinan estos alimentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.