Desde la prehistoria ya mirábamos al cielo, y las aves que lo surcaban, anhelando imitarlas. Los deseos del hombre de emprender el vuelo han quedado ampliamente documentados a lo largo de la historia, así como los mitos y leyendas que se han generado al respecto; quizá para desalentarlos o tal vez para darles alas (metafóricamente).

¿Quién no recuerda la historia de Ícaro? Tantas ansias de volar tenía, que se fabricó unas alas con plumas y cera y emprendió el vuelo. Aunque para él no acabase bien, ya que voló tan cerca del sol, que la cera se derritió y acabó muriendo al caer al mar.

Del siglo XVI al siglo XIX

Este periodo fue marcado por las aeronaves más ligeras que el aire. Los primeros experimentos con globos aerostáticos nos llevaron al cielo, pero era imposible maniobrar con ellos, lo que abrió el paso a los dirigibles.

Leonardo da Vinci también quiso aportar su idea para seguir a los pájaros por el cielo, creando planeadores, máquinas capaces de sustentar el vuelo controlado durante algún tiempo, y ornitópteros. Mucho más tarde, en los siglos XIX y XX, uno de los planeadores diseñados por da Vinci fue rescatado y reestudiado. Se recreó uno de los artilugios para descubrir que, efectivamente, era capaz de volar. Por lo que el diseño se consideró el primer esbozo serio de una aeronave.

Del siglo XVI al siglo XIX

El siglo XIX dio lugar también a los primeros aeroplanos equipados con motor, pero que, incluso siendo impulsados con ayuda externa, apenas conseguían despegar y recorrer unos metros.

El siglo XX empezó pisando fuerte

El 17 de diciembre de 1903, los hermanos Wright lograron convertirse en los primeros en realizar con éxito un vuelo en un avión controlado. De hecho, su biplano llamado Flyer (Volador), fue el primero registrado en la historia de la aviación.

Entre 1904 y 1905 los hermanos Wright realizaron más de 105 vuelos públicos, atrayendo a la prensa y los curiosos. Batieron récords de recorrido y velocidad; y también se ganaron alguna burla a causa de problemas técnicos. El avance a veces es difícil.

Aviones en el siglo XX

En 1910 se realizó el primer vuelo comercial, recorriendo nada más y nada menos que 100 kilómetros, en una hora y dos minutos. Ahora mismo incluso en coche se puede hacer más rápido ese trayecto, pero en ese momento rompieron otro récord de velocidad avanzando a 97 km/h.

De aviones comerciales a aviones de guerra

Es indiscutible que la guerra trajo grandes avances en cuestiones aéreas, pese a la tragedia humana que supuso. La pelea por estar más preparado que el resto hizo acelerar el proceso de evolución en todos los bandos.

Los alemanes crearon, durante la Primera Guerra Mundial, el caza Fokker Dr.I un triplano construido por la compañía de Anthony Fokker a finales de la década de 1910. Este avión fue pilotado por famosos como el conocido «Barón Rojo», Manfred von Richthofen. Y puso de cabeza a los aliados, que no encontraban la forma de pararlo. Voló por primera vez el 5 de julio de 1917.

De aviones comerciales a aviones de guerra

Los británicos, por su parte, crearon un avión de combate, el Sopwith Camel, de un solo asiento. Por desgracia, aunque entró en funcionamiento también en 1917, llegó tarde para entrar en los trágicos combates del «Abril Sangriento». Sin embargo, se convirtió en uno de los cazas más populares de la denominada «Guerra del Kaiser»; y llegó a ser conocido como uno de los más emblemáticos de la Primera Guerra Mundial.

De la guerra a la actualidad

Y de la guerra a la actualidad

En 1919 se realizó la primera travesía trasatlántica en avión. Los británico John William Alcock y Arthur Whitten Brown volaron desde Canadá hasta Irlanda, recorriendo 3138 km en aproximadamente 12 horas.

En 1924 un equipo de aviadores de las Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos realizó de forma exitosa la circunnavegación aérea por primera vez. Volaron 42 000 km en 175 días.

En 1930 Amy Johnson se convirtió en la primera mujer en viajar sola desde Inglaterra a Australia. Y en el 1937 Amelia Earhart desapareció en el océano Pacífico, al intentar convertirse en la primera mujer en dar la vuelta al mundo en avión.

En 1994 el Boing 777 realizó su primer vuelo comercial, siendo el primer avión diseñado y planeado completamente con ordenadores. En la actualidad es el mayor avión birreactor del mundo.

¿Qué nos depara el futuro?

Ahora los vuelos son de lo más común para recorrer grandes y pequeñas distancias. Se piensa que el siglo XXI será clave en los avances en aviación. Aviones y cohetes ofrecerán capacidades únicas, tanto en carga como en velocidad. Además, se esperan aviones con energía solar y otros tipos de energía limpia para proteger el planeta.

¡Y si te gustan el mundo de la aviación y la historia que conlleva, echa un vistazo a estas espectaculares maquetas de aviones!

Podrás encontrar desde los míticos aviones de la Primera Guerra Mundial hasta maquetas de la película de 1960 Thunderbird 2, ¡con los vehículos de rescate incluidos!

Referencias: Wikipedia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.