La mantequilla de maní es un alimento muy saludable que puedes incluir en tu dieta. Aunque es la preferida de los niños para comer con galletas, pan y chuches, si se prepara de manera casera sin incorporar azúcares o chocolate, puede ser una gran complemento para tu plan de entrenamiento físico.

El maní o cacahuete, como le dicen en otras regiones del mundo, es una legumbre con importantes propiedades nutricionales, rica en grasas monoinsaturadas saludables y su consumo está relacionado con el control y la prevención de enfermedades cardíacas, el cáncer y la diabetes.

Aunque es bastante densa en calorías, si es preparada solo con maní sin añadir azúcares, sal, chocolate y otros complementos saborizantes, será un gran acompañante de tu dieta, por todos los nutrientes que contiene como la fibra, proteína, magnesio y potasio.

Éstos son algunos de los beneficios más importantes que tiene el consumo de la mantequilla de maní:

Ayuda a controlar antojos

Algunas cucharadas de mantequilla de maní durante el desayuno permitirán sentirte más saciada, lo que repercutirá en un mejor control del peso. El hecho de consumirla sin azúcares añadidos ayudará a mantener buenos niveles de glucosa en la sangre.

Protege el corazón

Diversos estudios han demostrado que quienes incluyen en su dieta ciertos alimentos, como la mantequilla de maní y las nueces, tienen menores probabilidades de sufrir o desarrollar una enfermedad cardíaca o la temida diabetes de tipo 2.

Al ser una excelente fuente de potasio, ayudan para que el corazón funcione en óptimas condiciones.

Ayuda a fortalecer los músculos

A medida que vamos envejeciendo vamos perdiendo masa muscular. Por esta razón, los adultos deben asegurarse de ingerir proteína suficiente en su dieta, para así fortalecer su musculatura. Resulta que la mantequilla de maní es una excelente fuente de proteínas para ello.

En el año 2015, algunos investigadores desarrollaron un estudio a través del cual descubrieron que, si bien la proteína animal es importante para mantener una buena masa muscular magra, aquellos que consumieron proteína vegetal proveniente de este tipo de alimentos, consiguieron músculos más fuertes, lo cual es de gran importancia para mantener un buen equilibrio.

mantequilla de cacahuete

¡Vive más tiempo!

Uno de los mejores beneficios que puedes obtener con el consumo de este alimento es que está vinculado con tener menos riesgos de sufrir muertes prematuras. Los mismos estudios anteriormente mencionados indicaron que quienes tienen incluida en su dieta el maní, han conseguido aprovechar todos los nutrientes que son saludables para el corazón.

Cómo preparar una mantequilla de maní rica y saludable

Lejos de ser una receta complicada, es sumamente sencilla. Al contrario de las que se pueden encontrar en el supermercado, una mantequilla de maní casera es mucho más saludable, ya que las que venden envasadas, aunque no lo indiquen en sus etiquetas, tienen un alto porcentaje de azúcar.

La receta consiste en poner el maní en un procesador de alimentos, que puede ser la licuadora, picadora o robot de cocina. La diferencia en el uso de un electrodoméstico u otro será el tiempo en el que pueda quedar listo.

En el procesador deberás ir incorporando poco a poco el maní para que éste no se atasque. A medida que se vaya mezclando notarás cómo se va formando una pasta hasta que quedará como una crema. Si lo deseas, podrás incorporar un poco de miel; si queda muy espeso, podrás añadir un poco de aceite de oliva suave.

Queda recordar que éste es un alimento alto en calorías, dicho esto, si dentro de tus objetivos está bajar de peso, deberás controlar las porciones a consumir. Lo ideal es comerla durante el desayuno. Una cucharada para acompañar una tostada integral será suficiente para disfrutar de su delicioso sabor y propiedades nutritivas.

Otras formas de consumir la mantequilla de maní:

  • En postres y galletas, debes tener presente el control del azúcar.
  • En smoothies y licuados, ya que aporta una textura cremosa.
  • Para hummus queda delicioso.
  • Con algunos vegetales como el apio y la zanahoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.