Nos pasamos media vida buscando tener tiempo libre y cuando lo tenemos, no sabemos cómo emplearlo. Si no sabes qué hacer estas vacaciones de verano, aquí van algunas sugerencias para que disfrutes de los días de descanso que aún tienes por delante.

Leer

La lectura es una de las mejores opciones por las que podemos optar cuando nos encontremos en casa y dispongamos de tiempo libre. De hecho, tampoco es necesario estar en casa para poder disfrutar de un buen libro.

En cierto modo, la lectura es como viajar sin salir de casa. No solo es un entretenimiento, sino que permite conocer varios mundos, reales e imaginarios, y aprender sobre una gran cantidad de temas diferentes.

Otro de los puntos a destacar de la lectura es que hay libros de todo tipo. Solo necesitarás encontrar los del estilo que más te gusten. Novelas históricas, comedias, novelas negras y de misterio, deportivos, de viajes, de filosofía, grandes dramas… Hay todo un mundo de títulos que descubrir.

Jugar

La de los videojuegos es una industria muy poderosa. Los videojuegos cada vez se han sofisticado más. Las historias de los juegos son mucho más complejas y están escritas por equipos de guionistas. Los gráficos siguen evolucionando y se van acercando a la apariencia de la realidad. Se han desarrollado elementos que elevan la experiencia de juego tales como las gafas de realidad virtual o, por ejemplo, volantes y pedales que ayudan a simular la conducción de un monoplaza de Fórmula 1.

Nintendo Switch

Otra opción muy entretenida y dinámica son los juegos de casino online que encontrarás en portales como Starvegas casino y otros similares en los que podrás disponer de juegos clásicos como el póker, el blackjack, la ruleta o las tragaperras.

Ver series

Vivimos la época dorada de las series de televisión. La cantidad de producciones crece cada vez más, al igual que la aparición de plataformas que permiten consumir las nuevas ficciones.

Muchas de las series se han vuelto auténticos fenómenos de masas y tienen seguidores en todo el mundo.

Existen muchos formatos. Lo normal es que los episodios duren entre 20 minutos, que suelen ser capítulos de comedias de situación, y una hora de emisión.

Aprender

Internet ha supuesto la verdadera revolución para el conocimiento. Antes de la llegada de la red global la información y la “sabiduría” estaban confinadas en las bibliotecas y, sobre todo, en las enciclopedias. Con la aparición de internet esos centros de conocimiento han perdido pujanza.

Internet es un medio perfecto para aprender de manera autodidacta. Solo hay que escoger tema y profundizar en el. Se puede comenzar leyendo información en blogs y páginas de autoridad para, poco a poco, ir profundizando más en el campo que hayamos elegido. Además, existen plataformas de vídeo en las que cada vez hay más contenido. Plataformas como Youtube o Vimeo que son una puerta al conocimiento. También hay documentales, información descargable en PDF, tesis doctorales a disposición del autodidacta. Los que no tengan suficiente pueden buscar y realizar cursos de formación que les acercarán al profesionalismo.

A la hora de aprender, el límite te lo marcas tú mismo. En poco tiempo podrás convertirte en un experto en la materia sobre la que hayas decidido estudiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.