Disfrutar verídicamente del sexo, no siempre resulta tarea fácil, y más si se toma en cuenta que aún estando ya en el siglo XXI son muchos los mitos y tabúes que aún envuelven al sexo en general.

¿Has probado el sexo tántrico? Posiblemente a causa de la desinformación casi nadie explora su sexualidad a un nivel más significativo, tan solo se limitan a experimentar el goce carnal. 

Solo explorando como seres sexuales con un espíritu y mente verdaderamente poderosa es que se lograrán experiencias sexuales aún más duraderas y sobre todo satisfactorias desde todo punto de vista

Por tal razón saber un poco más del sexo tántrico nos permitirá saber a consciencia, que para disfrutar del sexo se necesita de un buen nivel de auto conocimiento y auto aceptación. 

El secreto del sexo tántrico 

Más allá de una simple práctica física, el sexo tántrico se constituye en si mismo como una filosofía para estar y ser siempre en base a lo que somos, procurando disfrutar de la vida desde lo consciente y sobre todo mediante la sincronización o conexión con ese yo interno, 

Todo esto nos permitiría experimentar el sexo con uno mismo o con la pareja, desde una perspectiva mucho más elevada en cuanto a acciones y sensaciones. 

Resulta interesante destacar que esta filosofía de vida, lo tántrico, tiene su génesis en cuatro religiones orientales tales como el hinduismo,  el jainismo, el bonpo y el budismo.

Con dicha referencia se trata de dejar entrever que esta filosofía no se limita a lo sexual, va más allá de lo que podamos interpretar como disfrute o experiencias de vida. 

Sin embargo, el sexo tántrico teniendo su origen en el tantra, le permitirá a todo aquel que decida experimentarlo y llevarlo a cabo, el sentir más y por ende obtener mucho más placer sexual del normalmente experimentado. 

¿Cómo disfrutar del sexo mediante principios tántricos? 

Así como en la vida diaria como en el sexo, muchas veces el factor de acción que nos mueve es la ansiedad o la egolatría sexual, cuando solo sabiendo disfrutar de manera consciente de cada segundo de nuestra sexualidad o del sexo con nuestra pareja, es que lograremos ver la vida con un nuevo color.

Mediante el sexo tántrico se busca gozar del sexo desde la concentración misma, sin apuros o descontroles, donde el fin último no es eyacular o llegar al orgasmo en si, sino alargar la sensación de placer a límites insospechados. Para todo esto es necesario la conexión y concentración sensorial. 

Y es que en el sexo tántrico los protagonistas no suelen ser solo los genitales, sino que el cuerpo en su totalidad constituye el centro único y específico de placer en donde se podrá explorar sexualmente desde la libertad de acción, desde las caricias y sensaciones.

Es el único lugar donde la conexión de mente y cuerpo será realmente el factor determinante para lograr una experiencia placentera. 

Y es que desde las estimulaciones físicas mediante las caricias se podrá ir desarrollando una nueva manera de disfrutar del sexo en la cual la penetración no es la única forma de obtener placer. 

 A través de prácticas eróticas alternativas, como los masajes eróticos, se podrá ir educando al cuerpo y la mente, para que la práctica del sexo tántrico en si sea viable. 

Empezar a tener consciencia de lo qué somos como seres sexuales, nos permitirá poco a poco gozar más del sexo hasta convertirlo en algo más allá de lo físico. 

Disfrutar en Madrid

¿Quieres experimentar el sexo tántrico pero aún no controlas tu cuerpo? Acudiendo a sesiones de masajes eróticos en el mejor lugar para hacerlo de toda la ciudad, Marabú Madrid, podrás dar los primeros pasos hacia tu autonomía sexual y rumbo a encuentros sexuales más duraderos y satisfactorios.

Con un ambiente discreto y ameno club de masajes eróticos Madrid – Marabu Madrid te dará todo eso que crees necesitar para disfrutar del sexo como en realidad debe disfrutarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.