Más allá de las terapias medicinales, la psicología se convierte en una de las mejores soluciones para acabar con la ansiedad, debido a que se trata de una reacción emocional del cuerpo, que se relaciona de manera estrecha con el miedo. 

La ansiedad es un estado en el que se pueden encontrar muchas personas a lo largo de su vida. Este problema surge a partir de vivencias o situaciones que no llegan a controlarse por completo y, por este motivo, surge en el cuerpo y en la mente la sensación de miedo, agobio o malestar. 

Precisamente es la mente la que puede jugar malas pasadas mayoritariamente en estos casos, de ahí que la psicología, se haya convertido en una solución muy efectiva para acabar con este problema. Tal y como explica la psicóloga en Madrid, María José González, hoy en día, existen numerosas técnicas para controlar la ansiedad que se pueden adaptar perfectamente, a la situación personal de cada uno. 

¿Qué se entiende por ansiedad?

La ansiedad aparece cuando las personas presentan un estado emocional donde el miedo es el mayor protagonista. Este estado surge en el momento que se cuenta con un estímulo, ya sea físico o mental, que favorece la aparición de ese temor. Es evidente que la mente juega un papel muy importante en todo esto. 

En muchas ocasiones, la problemática se dispara cuando aparecen sentimientos de amenaza por peligros que, antes, no se conocían o simplemente se controlaban. Se puede decir que es un mecanismo de anticipación ante posibles amenazas que pueden llegar en el futuro.

¿Qué causas pueden originar un estado de ansiedad?

En la mayoría de los casos que se presenta la ansiedad, el problema aparece por la necesidad de las personas que padecen este mal, a anticiparse a momentos futuros que pueden llegar a suponer una amenaza o desencadenar en una situación negativa. 

Es habitual que se produzca un ataque de ansiedad por perder un empleo, por tener una ruptura matrimonial, el fallecimiento de un ser querido, la falta de dinero u otras situaciones de improviso que la mente del ser humano no es capaz de controlar o asimilar en un tiempo menor del que se está acostumbrado. 

Combatir la ansiedad

Dentro de este contexto, aparecen numerosos tipos de ansiedad que se presentan dependiendo de la causa o el motivo por el que se haya generado. En la actualidad, se puede hablar de ansiedad generalizada, ansiedad social, estrés, crisis de pánico, fobias, TOC, obsesiones, y muchos más. 

En cualquier caso, dejando a un lado las terapias medicinales, la psicología aparece como un buen tratamiento para la ansiedad, puesto que los profesionales del sector conocen técnicas muy resolutivas para enseñar a controlar su mente a los pacientes. 

¿Qué síntomas aparecen con la ansiedad?

Cada persona puede percibir sensaciones muy diferentes, sin embargo, existen muchos síntomas que pueden llegar a ser comunes para todos aquellos que padecen de ansiedad. De esta manera, entre el malestar corporal se encuentran los mareos, taquicardias, sensación de ahogo, insomnio, cansancio, dolor de cabeza o rigidez muscular. 

Por otro lado, hay que hablar de los síntomas meramente cognitivos, como los pensamientos negativos, problemas de memoria, preocupación excesiva, confusión o problemas de toma de decisiones. En cuanto a los síntomas conductuales se puede percibir intranquilidad, hiperactividad o estado de alerta permanente. 

Los síntomas emocionales pueden ser angustia, inseguridad, miedo, agobio o irritabilidad, entre otros. Y los síntomas más habituales de carácter social son impulsividad, dificultad para hablar o expresar opiniones o miedo a conflictos interpersonales. 

¿Por qué es necesario un psicólogo para tratar la ansiedad?

Aunque la ansiedad se puede tratar con medicamentos o incluso remedios naturales, el psicólogo es el perfecto especialista para acabar con ella, puesto que va a determinar el tratamiento más adecuado para cada caso concreto. De esta forma, puede ofrecer una terapia íntegramente cognitiva, también terapias de choque o grupos de apoyo, entre otras.

Hay que tener en cuenta que la mente juega un papel protagonista en la ansiedad y por tanto, para aprender a controlarla, se debe acudir a un profesional de este sector, que enseñe a afrontar la vida desde otro punto de vista, de una forma más relajada y acabando con las preocupaciones y el miedo que tanto afectan.

A través de las terapias psicológicas se pueden abandonar la angustia y el miedo, aprender a controlar la ansiedad, aumentar la confianza y autoestima o modificar los pensamientos negativos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.