Las impresoras 3D abren un mundo de posibilidades para las personas creativas. Con algunas habilidades de diseño y maquetación en programas informáticos es posible desarrollar obras geniales y para todos los gustos.

¿Tienes una impresora 3D? En las siguientes líneas te dejamos un listado de ideas geniales para imprimir en 3D, experimentar y divertirte en el proceso.

Soporte para auriculares

Aquellos que pasan largas jornadas frente al ordenador y les encanta trabajar con música, pueden necesitar un soporte para auriculares. Este proyecto es interesante y bastante simple, además permite personalizar el soporte según el gusto de la persona y dar un toque de originalidad a tu escritorio. En la red puedes encontrar variedad de patrones descargables en 3D.

Figuras de acción

Si eres amante del cine y de los cómics es probable que también te guste coleccionar artilugios que aparecen en las películas. Las figuras de acción son juguetes coleccionables de alto valor, por lo cual algunos de ellos pueden ser escasos. Con una impresora 3D es posible imprimir nuestras propias figuras de acción de tus personajes favoritos.

Maceta con riego automático

Para plantas de pequeñas dimensiones es posible diseñar e imprimir una maceta con riego automático. Estas consisten en una maceta común, pero que cuenta con un pequeño depósito por goteo que va drenando agua hacia la tierra de manera progresiva, manteniendo la humedad del sustrato y eliminando la necesidad de riesgo frecuente.

Impresora 3D

Bandejas portadocumentos

Son indispensables en la oficina, pero la mayoría de estos implementos que compramos en las tiendas de artículos de papelería suelen tener diseños bastante pobres y nada llamativos. Si quieres personalizar tus bandejas portadocumentos, lograr que se apilen o aplicar diseños originales, tienes una buena oportunidad y muchas posibilidades con las impresiones en 3D.

Stand para sostener relojes y brazaletes

Mujeres y hombres a los que les guste la joyería, los brazaletes y los relojes, necesitan un espacio adecuado para almacenamiento. Imprimir stands para sostener relojes y brazaletes es una excelente idea, de forma que queden bien sujetos y protegidos, personalizando medidas, colores y demás detalles del proyecto.

Vestidos y ropa

Aunque no se te haya ocurrido, es totalmente posible imprimir tu propia ropa desde una impresora 3D. Por supuesto, se trata de un experimento de entretenimiento y el diseño final será muy llamativo y con una calidad no siempre óptima para salir a la calle, pero sin dudas se trata de uno de los proyectos más creativos en lo que podemos enfocar nuestra atención.

Muñecas BJD

Desde hace muchos años son una sensación en Japón y tienen un coste bastante elevado por su cualidad de objeto coleccionable. Sin embargo, ahora cualquiera puede realizar la impresión de una muñeca BJD. La calidad no será igual, pero te ofrece la oportunidad de personalizar el proyecto y realizar todos los cambios que se quieran.

En general, son miles de ideas que puedes llevar a cabo desde una impresora 3D, incluso con presupuestos ajustados y personas con poca experiencia en el uso de esta clase de tecnología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.