Para crear un ambiente perfecto no solo importa el inmobiliario y las técnicas de decoración. De hecho, existe un factor determinante que muchas veces pasa desapercibido a la hora de adaptar un espacio. Se trata del aroma ¡y te sorprendería saber qué tan importante es para nuestro bienestar!  

La verdad es que, al igual que los colores, los olores tienen un impacto en nuestra salud física y mental. Por esta razón, resulta sumamente importante conocer las mejores técnicas de aromatización que debemos aplicar en nuestro hogar. Sin embargo, este camino no siempre es fácil de recorrer. ¡La buena noticia es que existen los difusores de aromas y aquí te explicamos todo lo que debes saber sobre ellos!

Difusores: ¿Qué son?

Los difusores de aromas son pequeños dispositivos que vaporizan aceites esenciales. Y lo mejor de estos pequeños ayudantes son sus dimensiones. De hecho, no exceden los 20 centímetros y tienen bonitos diseños que se adaptan muy bien a tu decoración.

Tipos de Difusores

Por otra parte, puedes encontrarlos en distintos formatos. Por supuesto, los aromatizadores tradicionales como las velas o los inciensos siempre serán una opción. Pero si buscas algo un poco más moderno, entonces puedes escoger entre los siguientes tipos de difusores:

Eléctricos Sencillos

En primer lugar, están los difusores eléctricos que deben conectarse a la corriente. Además, cuentan con la posibilidad de programar los intervalos de tiempo entre cada difusión. También existen muchos modelos con indicadores luminosos y de sonido que advierten  cuándo debe difundirse el aroma.

La principal ventaja de este tipo de difusores es que no es necesario diluir el aceite en agua y por lo tanto, el aroma podría quedar más concentrado.

Eléctricos con Agua

Existe un tipo particular de los difusores eléctricos que trabaja con agua. Básicamente se trata de un pequeño motor que funciona con un sistema de ultrasonido. La idea es hacer vibrar el agua a una cierta frecuencia para provocar la liberación de los aceites esenciales contenidos en el difusor.  De esta manera, se crea una niebla de microgotas hechas de agua y aceites. Como resultado, el aroma se expande en el aire e impregna todo el ambiente.

En este caso en particular es muy importante respetar el nivel de agua indicado en las instrucciones del difusor. De lo contrario, podrían generarse problemas de funcionamiento.

Convencionales con baterías

Quizás esta sea la opción más económica dentro de las categorías modernas de difusores. Y puedes encontrarlos incluso en el supermercado. Son dispositivos que necesitan una o dos pilas y una pequeña recarga de tu aroma favorito para funcionar. Además, puedes encontrar versiones de estos difusores que trabajan con un sensor de movimiento. ¡Así que no tendrás que preocuparte por nada!

Beneficios

La ambientación de tu hogar no se trata simplemente de una elección estética. Lo cierto es que los aromas estimulan el funcionamiento del organismo. Como resultado, cuando percibimos un olor nuestro cuerpo no solo reacciona físicamente, sino que la parte emocional del cerebro también se activa. Efectivamente, algunos estudios científicos han demostrado que muchos de nuestros recuerdos están asociados a nuestro olfato.

¡Así que no debes subestimar el poder que el aroma de tu hogar tiene sobre tu estado emocional! Tómate el tiempo necesario para descubrir cuál es la esencia que realmente pone en equilibrio todos tus sentidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.